Vivir sin gluten, ¿condición o elección?

img_3444

Miles de personas padecen de celiaquía, en forma silente o subclínica, es decir, no se manifiesta con síntomas visibles pero sí sufren del deterioro de las vellosidades del intestino y los problemas de absorción que derivan en anemia, osteoporosis o carcinomas. Hay mecanismos para detectar y tratar esta enfermedad, pero más importante aún, para desmitificarla.

La enfermedad celiaca es una intolerancia permanente al gluten, las personas que la padecen son genéticamente susceptibles a esta proteína que daña la mucosa intestinal y acarrea problemas malabsortibos. El gluten está presente en alimentos y productos a base de trigo, avena, centeno y cebada (TACC).

Generalmente, la enfermedad se manifiesta con síntomas gastrointestinales: distensión abdominal y gases frecuentes, diarrea crónica, aftas en la boca (llagas), vómito o perdida de peso.

Excluyendo el gluten de la dieta, una persona con celiaquía puede llevar una vida sin complicaciones, no hay razón por la cual sentirse diferente.

LA DIETA DEL CELIACO

Incluye: Carnes de todo tipo (vacuna, aves, pescado y mariscos). Frutas y verduras. También legumbres; porotos, lentejas, garbanzos, soja. Así como tubérculos; papa, mandioca, batata. Sin dejar de lado el arroz, maíz y derivados, huevos, lácteos, frutos secos, azúcar y aceites.

Incluso platos típicos paraguayos, como la chipa, el mbejú, la sopa paraguaya y el chipa guazú no están prohibidos para los celiacos.
Lo que sí deben dejar de lado en sus menús son: Harina de trigo y derivados; pan, galletitas, pizza, pasta, tortas. La avena, el centeno y la cebada.

EL GLUTEN, ¿EL VILLANO DE TURNO?

Sin duda y con la colaboración de algunas celebridades como Lady Gaga, Gwyneth Paltrow o Victoria Beckham el gluten se ha ganado en estos últimos años el título del “malo de la película” en lo que a dietas y belleza se refiere.

Las personas que por elección decidieron eliminarlo de su alimentación afirman sentirse mejor, con más energía, menos pesadez, con una piel radiante y lo más importante, delgados. Un caso de éxito lo podría contar el tenista Novak Djokovic, quien luego de que se le detectara celiaquía y el consecuente cambio de alimentación, terminó siendo número 1 tras varios años sin alcanzar la cima del tenis mundial.

No hay secretos, la explicación es sencilla: Al eliminar las harinas y sobretodo aquellas que vienen combinadas con manteca y azúcar; tortas, masas dulces, pizzas, galletitas, y a la vez, al verse obligados a consumir más frutas y verduras es normal que se noten los cambios rápidamente.

Aún así, no existe evidencia científica sobre los beneficios de eliminar al gluten de la dieta de una persona sin celiaquía o intolerancia al gluten.

¿ES PELIGROSO SEGUIR UN RÉGIMEN SIN GLUTEN POR ELECCIÓN?

Eliminando las harinas de la dieta, los cereales, los panificados integrales o la pasta, que en general se encuentran enriquecidos con hierro, ácido fólico y vitaminas del complejo B, se podría sufrir de fatiga crónica o falta de concentración, así como de anemia en un caso extremo.

Por otro lado, cuando adquirimos productos elaborados y pre mezclas “gluten free”, corremos el riesgo de ganar peso. En general, están hechos a base de almidones y materia grasa, con el fin de lograr consistencia y un sabor más atractivo, es el caso de galletitas y tortas especiales libres de gluten.

Es recomendable no iniciar una dieta libre de gluten sin haber realizado previamente una biopsia intestinal que demuestre la intolerancia al mismo.

sin-gluten-510x287

 

En Paraguay existen aproximadamente 60.000 celiacos pero sólo unos 1000 a 1500 están registrados. La enfermedad puede aparecer en la niñez, pero tiene otro pico de aparición entre los 30-50 años, mayoritariamente en mujeres.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *