La Alimentación y el Sedentarismo

10596057044_e7635ca9d1_o

Es verdad y todos conocemos la premisa ¨para lograr un cuerpo saludable deberíamos combinar una alimentación balanceada con actividad física regular¨. Pero muchas veces y debido a las largas jornadas laborales o a los compromisos académicos, resulta difícil cumplir con los 30 minutos de ejercicio recomendados. La duda es…¿Si pasáramos muchas horas sentados, entre el trabajo y la facultad, deberíamos alimentarnos de otra manera?

Matemáticamente y para lograr un equilibrio, si gastamos pocas calorías con un trabajo sedentario, deberíamos ingerir menos energía (comer menos). Pero comer poco no es un buen negocio y sobre todo cuando se trata de un trabajo intelectual o que requiere de mucha concentración; lo ideal es lograr una alimentación nutritiva, que garantice el buen funcionamiento del cerebro y que a la vez esté libre de calorías vacías que potencian el cansancio y nos pueden hacer ganar peso.

Elecciones naturales y saludables 

Deberíamos incluir alimentos nutritivos pero bajos en calorías.

✔Frutas enteras, y las que se puedan con cáscara, para aprovechar la fibra, las vitaminas y el agua que contienen. Idealmente tres al día, una en el desayuno o la media mañana, de postre y en la merienda. Elegir siempre frutas de estación. La banana es una de las más completas.

✔Ensaladas al mediodía, acompañando al almuerzo. Cuanto más colorida sea la ensalada y mayor combinación de vegetales tenga hay mayores chances de lograr los nutrientes indispensables.

✔ Lácteos bajos en grasa. Yogur o leche en el desayuno y merienda. Elegir quesos magros y no tan amarillos.

✔Carnes blancas y magras. Pollo y pescado cocinados a la plancha o con poco aceite, las pastas con salsas ligeras. Soufflés a base de huevo y vegetales son una alternativa nutritiva, saciante y baja en calorías.

 

Excluir lo industrializado 

Amasados de confitería o CARBOGRASAS. Son alimentos que combinan, carbohidratos refinados (harinas y azúcares) con grasas saturadas. Altamente energéticos y poco nutritivos, no sólo aportan muchas calorías si no que el consumo regular nos deja con sueño y sensación de pesadez. Sándwiches de milanesa o jamón y queso, tartas, empanadas fritas o al horno, medialunas, alfajores galletitas son algunos ejemplos.

Comida basura o chatarra  es rica en grasas y sodio, debería ser la primera en excluirse de la rutina. Contiene grasas saturadas, trans y colesterol, muy nocivas para el corazón y es baja en fibras, vitaminas y minerales.

Dulces y golosinas. Las gaseosas regulares son las reinas de las calorías vacías. Con una botellita de 500 cc a diario ingerimos cinco cucharadas de azúcar, esto representa entre 5 a 7 kilos en un año y sin aporte de nutrientes. Los jugos en cartón son exactamente iguales y le siguen las chocolatadas instantáneas. Todos estos alimentos disparan los niveles de azúcar e insulina en sangre y lo grave no radica únicamente en el sobrepeso, si no en el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, como diabetes o hipertensión mucho antes de los 40, teniendo en cuenta la inactividad física.

Alcohol: quien no disfruta de una buena cerveza, después de la oficina y mejor todavía si viene acompañada de una rica picada. Esta combinación explosiva facilita el almacenamiento de grasa; si le sumamos el estrés crónico y propio del oficinista, lo hace en la zona del abdomen, panza!

La solución a la inactividad física: Un Cuenta Pasos!

Lo ideal es lograr un movimiento diario que reduzca los riesgos potenciales de enfermar. Un cuenta pasos o podómetro es una alternativa interesante para quienes no tienen tiempo para el gimnasio o una caminata. Es un pequeño dispositivo que se abrocha al cinto y registra los pasos realizados en un día. Una persona sedentaria no da más de 3000 pasos al día. La idea es que los vaya aumentando progresivamente, unos 400 pasos más al día, que son dos cuadras; esto consigue bajándose antes del colectivo, estacionando más lejos o eligiendo las escaleras en la oficina y facultad, el desafío final es llegar a los 10.000 pasos diarios, unos que son unos cinco kilómetros.

Una persona sedentaria tiene…

100 % de posibilidades de contraer CARDIOPATÍAS ISQUÉMICAS.
70 % de posibilidades FÍSICA de contraer HIPERTENSIÓN ARTERIAL.
60 % de posibilidades de contraer DIABETES TIPO II.270 % de posibilidades de contraer STROKE.
100 % de posibilidades de contraer OSTEOPOROSIS Y FRACTURAS.
60 % de posibilidades contraer CÁNCER DE MAMA.
100 % de posibilidades de contraer CÁNCER DE COLON.
100 % de posibilidades de contraer DEPRESIÓN.
Fuente : FCA , FUNDACIÓN CARDIOLÓGICA ARGENTINA

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *